Jim Clark: El “Escocés Volador” se fue en Hockenheim

Jim Clark: El Escocés Volador se fue en Hockenheim pilotos formula 1 circuitos

Jim Clark nació el 4 de marzo de 1936 en Kinkcalsy, un pueblo al sudoeste de Escocia. Su padre era un granjero por naturaleza y quería que su pequeño también lo fuera. Pero la pasión por los coches pudo más que una pequeña granja y el escocés comenzó a rodar y a darle gran sonido a su nombre.

Jim comenzó a competir en pruebas zonales en las cuales ganó en su segunda presentación y consiguió el consentimiento de sus padres para que se insertara en las competencias de Turismo.

En el año 1958 consiguió su entrada en la F2 al probar un coche de esa categoría y giró en el trazado británico de Goodwood (donde perdería la vida años después Bruce McLaren). Su rendimiento en ese día sería tan bueno que quedaría a tan sólo un segundo del piloto Graham Hill.

Los números de Clark asombraron al mundo de la F1 ya que debido a su gran cantidad de triunfos y de poles positions logradas eran asombrosas. Desde su debut en el GP de Holanda en 1960 hasta su carrera de Sudáfrica en 1978, Jim corrió 72 GPs, ganó 25, hizo 33 Poles y marcó 27 records de vuelta, un verdadero “Escocés Volador”. Fue campeón en los años 1963 y 1965.

El domingo 7 de abril de 1968, Jim Clark estaba a punto de consagrarse campeón con su Lotus. Jim corrió en ese día para la F2, categoría que alternaba con la F1. El escenario era el trazado alemán de Hockenheim, circuito que recoge el próximo GP de F1.

Rodaba la vuelta 5 cuando su monoplaza se despistó y embistió a unos árboles plantados al lado del circuito. Falleció minutos después en la clínica Heidelberg a causa de múltiples heridas. Medidas de seguridad que antes no se tomaban y un deporte que aún era muy rudimentario en muchos sentidos fueron las causas de la pérdida de este grande del automovilismo. Muchos aseguran que una suspensión se rompió, otros que el escocés evitó a un grupo de muchachos que se cruzaron en pista. Jamás se supo la verdad. En ese año se fue el hombre más rápido del automovilismo de esa época. Un piloto, no un corredor.

Compartir en Google Plus

Acerca de Martin Copponi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios