Un triunfo envuelto en polémica

Cuando los toros rojos no eran igual de bravos que la temporada pasada, Sebastian Vettel nos hace recordar que es el campeón defensor de la Fórmula 1, pero su victoria en Gran Premio de Singapur se vio manchada por una acción que está prohibida en el reglamento, por la que tuvo que haber sido castigado y a poco estuvo de provocarle un accidente a Jenson Button.

Se pudo observar muy bien por televisión, el momento en el que Vettel hace una frenada brusca que no dejó margen al inglés de McLaren. Los comisarios de la carrera tendrían que haber tomado riendas en el caso y haber sancionado al alemán de Red Bull, pero extrañamente decidieron analizar la maniobra fuera del Gran Premio y no en la carrera misma, algo muy extraño.

La decisión  de sancionar a Sebastian, luego de haber festejado un Gran Premio, era muy complicada, por eso la FIA ha hecho como si nada hubiera pasado. Posteriormente como para tapar un poco el caso, la Federación Internacional del Automóvil penalizó con 20 segundos a Mark Webber, que se quedó sin el único punto que había logrado rescatar de una carrera que no fue la esperada por él, para tratar de que las aguas se calmen.

Para nosotros, no cabe otra forma de interpretar lo que pasó que de esta forma;  la FIA consideró que si Vettel no ganaba en Singapur, el campeonato estaba ya en manos de Alonso, por eso la sanción se ha mantenido al margen, manteniendo la tensión en la lucha por el liderato. Si es como interpretamos nosotros, es una decisión muy fuera de lugar por parte del organismo internacional.  Aquí les dejamos el vídeo para que vean de lo que estamos hablando.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Juan Echarri

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios