Repuestos originales o repuestos genéricos

Repuestos originales o repuestos genéricos general


Todos los elementos que componen un vehículo tienen una vida media determinada, muchos de ellos (los de carácter más tecnológico) incluso tienen una vida media programada, lo que se conoce como obsolescencia programada. Pues bien, todos estos elementos cada cierto tiempo deben ser sustituidos para ir prolongando la vida del coche y que éste siga funcionando de manera correcta.

La pregunta que nos hacemos es, ¿repuestos originales o repuestos genéricos? A continuación os indicamos algunas claves para ayudarte a tomar la decisión.

Repuestos originales frente a repuestos genéricos

El repuesto original es siempre más caro que un repuesto genérico y por norma general, la inmensa mayoría de los repuestos genéricos no consiguen igualar el rendimiento de un repuesto original.

Los repuestos originales presentan también la ventaja de que son repuestos específicos para los modelos de coches y que la evolución, el diseño y la tecnología de los mismos va de la mano con la del vehículo. Un ejemplo de esta práctica es la compañía alemana BMW, que diseña batería de coche BMW y toda su amplia gama de repuestos aplicando la tecnología más innovadora.

Esto no quiere decir que no existan repuestos genéricos que sean eficaces, sino que adquirir un repuesto original es garantía absoluta, en el mayor de los casos, de total seguridad.

Una práctica extendida por buena parte de los conductores es adquirir repuestos originales las primeras veces que se tienen que enfrentar a una situación de este tipo, para más tarde, cuando ya han pasado unos años desde que adquirieron el vehículo, optar por repuestos genéricos.

Por otra parte, las compañías automovilísticas se nutren de otras empresas auxiliares que les surten de elementos necesarios para la fabricación de vehículos. Estas empresas son las que a su vez fabrican repuestos específicos para compañías o genéricos para cualquier modelo de vehículo, pero lo hacen siempre respetando unos estándares mínimos de calidad que les exige el mercado y poniendo toda su tecnología al servicio para generar ingresos suficientes.

Como detalle importante, los automóviles americanos, europeos, japoneses y coreanos cuentan todos con elementos de total seguridad, es cierto que habrá algunos casos puntuales que no respondan con garantía, pero por norma general son vehículos con repuestos confiables. Esto mismo no ocurre con los repuestos de origen chino, los chinos copian y copian todo lo que ven en el mercado pero con formas muy económicas que en ocasiones puede suponer un riesgo para la conducción.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios